Este 23 de octubre a partir de las 18 horas se llevará a cabo, a través de redes sociales, el “Hojaldratón” para impulsar la venta de más de 30 mil piezas del tradicional pan de muerto cuyos recursos serán destinados a la manutención de alumnos del Seminario de Nuestra Señora de Ocotlán, ubicado en Yauhquemehcan.

Entrevistado al respecto, el rector del Seminario de Tlaxcala, Ranulfo Rojas Bretón explicó que los recursos que se obtengan de la venta de hojaldras a partir del viernes y hasta el fin del mes de octubre, serán para la compra de productos alimenticios, de higiene personal, útiles escolares, papelería, entre otros insumos para los seminaristas y el pago de servicios como agua y luz del seminario para seguir con la labor de formación de jóvenes sacerdotes.

Recordó que por la pandemia los apoyos recolectados en las parroquias se frenaron y en general la economía colapsó lo que ha afectado la recaudación de recursos para el seminario, por lo que organizaron la venta de pan de muerto pero a través de plataformas digitales.

Rojas Bretón explicó que “el seminario se sostiene con la ayuda de la comunidad católica, es decir las parroquias que apoyan con colectas por la pandemia limitó lo que podríamos tener, pero también la situación económica en general es complicada, algunos otros años habíamos hecho con motivo de las fiestas de fieles difuntos y todos santos la venta de pan con la receta del seminario, y siendo creativos buscamos las plataformas digitales para la venta del producto y actividades que sean atractivas, se nos ocurrió este Hojaldratón”.

En el Hojaldratón, durante la transmisión por las redes sociales del Seminario de Tlaxcala, habrá eventos musicales, bailes, rifas y concursos mientras que en línea los feligreses hacen sus pedidos de pan de muerto con la receta del seminario que desde hace cinco años se va mejorando.

El rector del Seminario de Tlaxcala comentó que ya han estado vendiendo hojaldras pero esperan que la mayor cantidad de pedidos se den a partir del viernes y hasta el último día de octubre, por lo que calcula que se estarán vendiendo más de 30 mil piezas.

En la elaboración del pan de muerto trabajarán alrededor de 50 de los 100 seminaristas, que elaboran de manera artesanal la receta de la hojaldra con sabor a naranja, mientras que el resto de los estudiantes estarán apoyando en la transmisión en redes sociales, en el marketing, la contabilidad, la publicidad, recibir pedidos, la entrega del producto, entre otras actividades.