Los estados de Puebla, Estado de México y Tlaxcala, son las tres entidades con mayor incidencia de tomas clandestinas en ductos de gas lp, en los primeros 10 meses de octubre.

De acuerdo con información publicada en el diario de circulación nacional Reforma, refiere que Petróleos Mexicanos (Pemex), detalló que mientras las tomas clandestinas en ductos de combustible han disminuido 21 por ciento en el país, los piquetes en ductos de gas LP, incrementaron 66 por ciento.

De enero a octubre del 2020, la paraestatal reportó mil 696 tomas clandestinas en gasoductos, las cuales son mayores a las mil 119 que se reportaron en el mismo periodo del 2019.

La entidad con la mayor incidencia de este delito, fue Puebla con un total de mil 342 tomas clandestinas, que representan el 79 por ciento del total; seguido del Estado de México que registró 152 piquetes y Tlaxcala con 88 tomas clandestinas. Esto quiere decir que la Zona Puebla – Tlaxcala, concentra mil 429 tomas de este tipo, lo que es igual al 84.2 por ciento del total.

Respecto al robo de combustible, área en la que el Gobierno reforzó el combate al denominado huachicol, los puntos de ordeña se redujeron apenas 21 por ciento, al pasar de 11 mil 416 de enero a octubre de 2019 a 8 mil 919 en el mismo período de 2020.

En esa transición de más robo de gas y menos ordeña de combustible, Pemex reportó entre 2019 y 2020 la captura de seis trabajadores de la empresa que estaban involucrados en el robo de combustible.