Una investigación realizada por científicos italianos ha comprobado que las fracturas vertebrales son comunes en pacientes con COVID-19 y que su presencia duplica la probabilidad de muerte, según publican en el 'Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism', de la Sociedad Endocrina norteamericana.

Las fracturas vertebrales ocurren cuando el bloque óseo o el cuerpo vertebral de la columna colapsa, lo que puede provocar dolor intenso, deformidad y pérdida de altura.

Estas fracturas suelen ser causadas por osteoporosis debido a los huesos débiles y quebradizos. Pero además, han comprobado que las fracturas vertebrales también son frecuentes en pacientes con COVID-19 y pueden influir en la función cardiorrespiratoria y los resultados de la enfermedad.

Las fracturas vertebrales son un marcador de fragilidad, y por primera vez mostramos que las personas que tienen tales fracturas parecen tener un mayor riesgo de COVID-19 grave", adelanta la autora correspondiente del estudio, Andrea Giustina, directora del Instituto de Ciencias Endocrinas y Metabólicas de la Universidad San Raffaele Vita-Salute y del Hospital San Raffaele del IRCCS, en Milán, Italia. Una radiografía de tórax simple puede detectar estas fracturas y se debe realizar una evaluación morfométrica en los pacientes con COVID-19 al momento de la admisión al hospital", explica. Los investigadores estudiaron las radiografías de 114 pacientes con COVID-19 y detectaron fracturas vertebrales torácicas en un 35 por ciento.

Estos pacientes eran mayores y estaban más afectados por hipertensión arterial y enfermedades cardíacas y tenían más probabilidades de necesitar ventiladores, con el doble de probabilidades de morir en comparación con los que no tenían fracturas.