Los pubs fueron autorizados a empezar a servir a partir de las 6 a.m., provocando preocupaciones sobre lo que los medios de comunicación han bautizado como el “Súper Sábado”, cuando empiezan a suavizarse las medidas para frenar la propagación del coronavirus. Se informó también que algunas peluquerías han abierto pasado el primer minuto de la medianoche.

El periódico The Sun predijo que se sirvan más de 15 millones de pintas (8,5 millones de litros) el sábado, aunque algunos clientes de los pubs pueden sentirse disuadidos por el pronóstico del tiempo inestable.

La policía dijo que estaban “absolutamente preparados” para la reapertura de los pubs, mientras que los hospitales han sido advertidos para prepararse para un fin de semana al estilo de Nochevieja.

El primer ministro Boris Johnson hizo un pedido para que las personas se comporten de manera responsable y respeten las normas de distanciamiento social, ya que el riesgo de un resurgimiento del coronavirus permanece. Pero también subrayó la importancia de apoyar a las empresas.

“El éxito de estos negocios, el sustento de quienes dependen de ellos y, en última instancia, la salud económica de todo el país depende de que cada uno de nosotros actúe de manera responsable”, dijo en una rueda de prensa el viernes.

Los cambios en las reglas sólo se aplican a Inglaterra, ya que las naciones delegadas del Reino Unido - Gales, Escocia e Irlanda del Norte - han estado estableciendo sus propios calendarios para aliviar las restricciones.

Los consumidores encontrarán una atmósfera bastante diferente a la habitual
de los sábados por la noche. El número de personas será limitado, no se permitirá a nadie estar de pie en el bar y no habrá conciertos en directo.

Los clientes también tendrán que dar sus datos para que los rastreadores los identifiquen si posteriormente alguien da positivo para la enfermedad. JD Wetherspoon, una de las cadenas de pubs más grandes del país, dijo que había invertido 11 millones de libras (13,7 millones de dólares) en medidas de seguridad.

La mayoría de sus establecimientos en Inglaterra abrieron a la hora habitual de las 8 de la mañana.

No se están haciendo reservas, pero la compañía dijo que el aforo será controlado por el personal en las horas de mayor afluencia. ($1 = 0.8011 libras)